Don Perico

Las 5 peores películas de videojuegos de todos los tiempos

Es bien difícil llevar la cuenta de cuantas veces Hollywood ha arruinado uno de nuestros videojuegos favoritos. Te prometen que la película será una chingonería, con un argumento bien hecho y unos efectos de otro mundo, y terminamos chutándonos al menos una hora de una película que un estudiante de tercer semestre de cine de la UNAM hubiera podido hacer mejor.

La lista es larguísima, pero a estas cinco adaptaciones las odian gamers y cinéfilos por igual, y estás consideradas las peores de la historia por Rotten Tomatoes.

Alone in the Dark (2005)

Hacer una buena película de un juego mediocre es difícil, pero también lo es cagarla tanto como en este caso. La cinta de terror tiene solo 1 por ciento de aprobación en Rotten Tomatoes, además de que se las arregló para ser un fracaso en taquilla con todo y que su presupuesto fue de solo 20 millones de dólares.

Street Fighters: The Legends of Chun-Li (2009)

Se superó así misma, pero para mal, tanto que es considerada una de las peores películas jamás hechas. Chun-Li es una de las peleadoras más queridas del juego, pero su historia tiene una aprobación de solo 3 por ciento y fue todo un fracaso en taquilla.

House of the Dead (2003)

Empatada en calificación con la adaptación de “Street Fighter”, la película es tan mala que no solo fue un fracaso en la taquilla y con la crítica, sino que además hundió la carrera de su director, Uwe Boll. Aunque a él parece que no le afectó, pues realizó muchas más películas basadas en videojuegos, la mayoría  de malas a pésimas.

Mortal Kombat: Annihilation (1997)

Mortal Kombat suena como una buena opción para llevar a los cines. No necesita tanta historia, solo buenos efectos especiales y unas escenas de pelea estilo Jackie Chan y listo. Pero esta adaptación no ofreció ni una trama, ni nada de lo demás. Su calificación es únicamente de cuatro.

In the Name of the King: A Dungeon Sage Tale (2007)

Somos fans de Jason Statham y Ray Liotta, pero “In the Name of the King” es infumable. Otra vez es una película de Uwe Boll, solo que esta vez tenía un presupuesto bastante decente de 60 millones de dólares, y se las arregló para recuperar solo 13 millones. Tampoco pasó del 4 por ciento de aprobación.