Don Perico

Olvídense de ‘La Gran Estafa’ o ‘Los Ilusionistas’, si quieren una buena historia de robo lean el caso de Lulu Lakatos, sentenciada a sólo 5 años de cárcel por haberse llevado más de 110 millones de pesos en diamantes de la exclusiva joyería ‘Boodles’ en Londres, Inglaterra.

diamantes robo lulu lakatos 1024x508 - Lulu Lakatos, la mujer que estafó una joyería y se robó 110 millones de pesos en diamantes
Para cuando la joyería descubrió el robo, Lakatos ya había huído en tren del país. Foto de Daily Mail

Todo comenzó en marzo de 2016, cuando un supuesto millonario ruso le dijo al gerente del lugar que quería comprarle más de 260 millones de pesos en diamantes y, que enviaría a una mujer a examinar las piedras.

Cuando un ruso te dice algo así, primero crees piensas que es un mafioso y, luego esperas que mande a alguien como Irina Shayk, María Sharapova o Ana Kournikova. Pero no, quien llegó fue Lakatos, una mujer de más de 50 años, pasada de peso y canosa, pero eso sí, usando un vestido que le quedaría espectacular a las otras.

Una vez en la tienda, y habiéndose encontrado con el gerente y una de sus gemólogas, todo fue muy fácil. El trío bajó al sótano para ver los diamantes, que Lakatos fingió examinar antes de guardarlos en su bolsa original.

Aquí empieza lo bueno, ya que mientras el mentado ruso llamaba por teléfono para distraer al gerente, Lulu aprovechó para meter las joyas en su bolsa de mano. Alarmada, la experta en joyas le dijo que no podía llevarse los diamantes, pero lo que hizo la ladrona fue sacar una bolsa idéntica con piedras normales.

Ustedes dirán, ‘yo compruebo que no me estén viendo la cara de pendejo’, pero la gente de la tienda, no. El truco no se descubrió hasta el día siguiente, cuando notaron que el ruso no había depositado el dinero pactado por las joyas. Pero, para entonces, Lulu ya ni siquiera se encontraba en Inglaterra y había huido a París, Francia.

¿Qué pasó con los diamantes?

Lulu Lakatos, quien fue detenida tiempo después del robo, aseguró en el juicio en su contra que la verdadera culpable fue su hermana Liliana, otra fichita con varios casos de estafa y que murió en un accidente de auto en 2019, pero nadie creyó el cuento y la mujer fue condenada este mes a pasar más de 5 años tras las rejas. Le salió barato.

En cuanto a las joyas, se cree que intentaron vender una en Bélgica hace un par de años, pero en realidad nadie sabe qué pasó con ellas, ni con el supuesto millonario ruso que habría sido el autor intelectual del robo. O sea, se salió con la suya.

Será cuestión de tiempo para que esta historia llegue a las salas de cine o una mini serie en Netflix.