Don Perico

Las series con los peores finales del mundo

Recientemente volvimos a ver el último episodio de ‘Game of Thrones’, y nos sigue pareciendo tan malo como la primera vez que lo vimos. La serie con más audiencia de la historia, con el presupuesto más grande que haya tenido nunca un programa de televisión, y su final fue una basura.

Ocho temporadas esperando que Daenerys conquistara el trono de hierro para resulte que está loca y asesinada por Jon Snow. Para que Arya renuncie a una venganza que buscó toda la serie y para que Bran termine siendo rey cuando en realidad no hizo absolutamente nada.

Para eso, mejor hubieran dejado que George R. R. Martin se concentrara en seguir con los libros, porque a este ritmo se nos va a morir y tampoco ahí tendremos una serie decente.

Y hablando de malos finales, estos fueron de los peores, sin ir tan atrás en el tiempo como para hablar de ‘Lost’. Y no se quejen de los spoilers, todas tienen años que terminaron.

Two and a Half Men

La serie se volvió mala sin Charlie Sheen, pero lo peor fue ver a su creador, Chuck Lorre, burlándose de él en el último episodio.  Desperdició media de programa demostrando solo que es un mal ganador.

Dexter

El final es estúpido y ni a los actores les gustó. El famoso asesino navega hacia un huracán su bote se hace añicos, y el sin embargo sobrevive como si nada. Lo peor de todo es que Dexter termina en Estados Unidos, viviendo tranquilamente como un leñador.

House of Cards

De buenas a primeras Netflix tuvo que improvisar una temporada final sin su Kevin Spacey, acusado de abuso sexual. Aun así, la muerte de Doug a manos de Claire no tiene sentido, como toda la sexta temporada en realidad.

How I Met Your Mother

Toda la serie se basó en la duda de quién era la madre de Penny y Luke, sin embargo, cuando al fin lo revelaron resulta que la madre probablemente está muerta y toda la serie no tiene sentido. Si le sumamos que Barney y Robin terminan divorciándose, esta serie termina con menos cambios que Friends.

House M.D.

La última temporada de la serie no fue lo mismo sin Lisa Cuddy y con Foreman a cargo, pero aun así se sostuvo hasta el decepcionante último episodio. House fingiendo su muerta para evitar la cárcel y estar con Wilson hasta que este se muera de cáncer suena como un final correcto para la serie, pero no fue ni emocionante, ni divertido ni nada.