Don Perico

Las peores películas originales de Netflix

Desde hace tiempo Netflix viene haciendo cada vez más series y películas originales. Da igual si son buenas o malas, lo importante para ellos es tener un gran catálogo, y no tener que pagarle a alguien más por contenido que ya existe.

Lo malo de hacer las cosas así, es que al final luego está todo revuelto y terminas sin elegir nada para no equivocarte, quemando dinero a lo tonto en una suscripción que no usas. Por eso, aquí te mostramos las películas originales de Netflix que se las arreglaron para conseguir un cero de calificación en Rotten Tomatoes.

The Ridiculous 6 (2015)

Es la película más vieja de la lista y al mismo tiempo es uno de los originales más caros de Netflix. s una de las producciones originales de Netflix más costosas. Aunque tiene a varios de los comediantes más famosos de Hollywood, como Adam Sandler, Rob Schneider o Steve Buscemi, la cinta mucha más hueva que risa.

The True Memoirs of an international assassin (2016)

Kevin James, otro comediante famoso, la hace de un escritor al que de repente todo el mundo cree que es un asesino en serie. Al final la película no es ni divertida, ni interesante, ni emocionante, así que no sorprende que la enterraran entre las peores de Rotten Tomatoes.

Naked (2017)

Seguimos con las malas comedias. Un hombre a punto de casarse, despierta el día de su boda en un elevador por causas que nadie conoce, y repite el mismo día una y otra vez. La película es de mala lo que sigue, como todas las de Marlon Wayans fuera de “White Chicks”.

Father of the Year (2018)

Dos jóvenes ebrios discuten cuál de sus papás ganaría en una pelea. Los viejos se lo toman en serio, y a partir de ahí todo es un desastre para ambas familias. No es la peor película que vayas a ver en la vida, pero mejor invierte esos minutos en otra cosa.

The Last Day of American Crime (2020)

El miembro de una banda de ladrones de bancos hace hasta lo imposible para quedarse con el botín de su último golpe antes de que EE.UU. lance una extraña señal que hará imposible que la gente rompa la ley. Si te lo preguntas, sí, la cinta es tan mala o peor que su argumento.