Don Perico

OnlyFans va a perder más que unos pocos suscriptores el 1 de octubre, cuando, en una decisión que cuesta entender, prohíba las fotos y videos sexualmente explícitos, o sea, el porno. No es que nos afecte la decisión, porque si algo abunda en internet es eso, precisamente. Pero es ridículo que piensen en eliminar el contenido que hizo a la página tan popular. A menos que piensen que todo el mundo entró a seguir a un pintor o a una cantante que nadie conoce.

Pues bien, al parecer la idea no es de la empresa, sino de las empresas que gestionan el pago a los usuarios que suben el contenido a OnlyFans. Y como a ellos les da lo mismo cuánto dinero ingrese a la página, pues decidieron verse como empresas buenas y joder a todo mundo con sus reglas.

La compañía, a la que no le queda de otra que aceptar condiciones o volverse un sitio gratuito, y perder un chingo de lana de cualquier manera, se excusó diciendo que no los estaban obligando a bajarle de tono, sino que cambiaban para “evolucionar”.

“Vamos a evolucionar para asegurar la sostenibilidad de la plataforma en el largo plazo, y para continuar albergando una comunidad incluyente de creadores y fanáticos”, explicaron en un comunicado. Eso sí, quisieron arreglarlo un poco añadiendo que los desnudos estarán permitidos mientras no violen su “Política de Uso Aceptable”, lo que sea que eso signifique cuando actualicen sus políticas.

Las páginas porno han sido bastante atacadas últimamente por buenas razones. Algunas pagan poco, otras estaban infestadas de pornografía infantil, o tenían toda clase de videos ilegales por una u otra cosa. Pero, sin duda, la decisión de OnlyFans va a afectar a miles de personas que se ganaban la vida, y en algunos casos hasta se volvieron ricas, vendiendo sus fotos y videos subidos de tono.