Don Perico

Se cansaron de fallar goles de campo en el Bengals vs Packers

El partido entre los Cincinnati Bengals y los Green Bay Packers es sin duda uno de los más locos de los que podemos recordar, con los pateadores de ambos equipos haciendo hasta lo imposible para que el partido terminara en empate.

Aaron Rodgers y compañía llegaron al último cuarto con una ligera ventaja, que en cualquier otro partido hubieran mantenido sin pedos. Pero no este domingo, con Mason Crosby ganándose a pulso el apodo del “pata chueca”, fallando un punto extra en la primera mitad, y tres goles de campo seguidos entre los últimos tres minutos del partido y el tiempo extra.

Por suerte para Crosby, que al final ya no sabía dónde meterse, el pateador de los Bengals, Evan McPherson, decidió hacerle segunda y fallar dos patadas más, una en el último cuarto, para ganar el partido, y otra más en los desempates.

Siendo sinceros, el partido se merecía el empate, por todo lo que vimos al final. Sin embargo, Mason Crosby no podía fallar para siempre, y finalmente la metió de 49 yardas para ganar el partido y evitar que sus compañeros le partieran la madre de regreso a Wisconsin.

Curiosamente, no es el peor partido en la carrera del veterano pateador de los Packers. El dudoso honor lo tiene un juego contra los Detroit Lions en 2018, cuando falló cuatro goles de campo y un punto extra, ocasionando que los “cabeza de queso” perdieran el partido 31-23.