Don Perico

Pumas no es un equipo grande

La neta, en México necesitamos volver a definir cuáles son nuestros equipos grandes. Sobre todo por los Pumas, que estuvieron a punto de alcanzar los 500 minutos sin gol, en su derrota en casa por 3-1 ante San Luis.

No solo perder ante San Luis es tristísimo, sino que, además, es su sexto descalabro seguido en un torneo oficial. Sí, la plantilla de los felinos está llena de troncos, pero un equipo grande no se puede pasar por tantas penas contra los potosinos.

Lo único que pudieron festejar los Pumas este domingo, además de que no fueron goleados, es que finalmente anotaron en casa, lo que no hacían desde el 4 de abril. Y volvemos a lo mismo, ningún equipo que se diga grande puede jugar de forma tan ojete.

Pumas debe ganar a la de ya

Sebastián Saucedo salvó a los Pumas de un ridículo más grande, pero, al chile, no tienen nada que celebrar. Menos, si tomamos en cuenta que no ganan una liga desde hace 10 años, mucho más que los otros grandes, ahora que terminó la maldición de ‘La Máquina’.

Y no faltará el que salte a decir que son súper populares, que fueron bicampeones y que tienen chingos de historia, pero, al final lo único que importa es cuántos trofeos adornan tus vitrinas. Pero, en eso, el León ya los rebasó, el Tigres los alcanzó, y Pachuca y Santos están solo un pasito atrás.

Así que más le conviene a los universitarios hallar la fórmula para el éxito que tuvieron hace años, porque, quieran o no, la grandeza también tiene caducidad.