Don Perico

Los Raiders deben correr a su head coach cuanto antes

Los Raiders de las Vegas tienen que despedir a su entrenador cuanto antes. Da igual que el equipo traiga récord ganador, o que no esté jugando mal. Con la historia que tiene la franquicia, no puede tener nunca un entrenador racista.

El problema de Jon Gruden es un correo de 2011 desenterrado por The Wall Street Journal, donde se burló del presidente de la Asociación de Jugadores de la NFL, DeMaurice Smith, quién dijo “tiene labios del tamaño de llantas Michelín”. El pedo no es solo que es una frase racista, sino que nunca se disculpó, solo dijo que en ese momento estaba enojado.

Aun si aceptamos la excusa, eso no cambia que los Raiders, por pura historia, se están tardando en correrlo. Después de todo, tuvieron al primer entrenador de una minoría y al primer head coach de piel oscura en la historia de la liga con Tom Flores y Art Shell.

jon gruden las vegas raiders - Los Raiders deben correr a su head coach cuanto antes
Jon Gruden aseguró que no es racista, pero no se ha disculpado por el correo. Foto de AP

Puede que ya nadie se acuerde de ellos, pero si la franquicia tiene una gran fanaticada es por su fama de inclusiva, además de por el ambientazo que tenían en cada partido en Oakland. Además, si la NFL ya amenazó con sanciones, ellos no pueden quedarse atrás.

Si Jon Gruden no quiere disculparse, ni siquiera para salvar su pellejo, los Raiders no tienen de otra que darle las gracias y echarlo a la calle. Buenos coaches hay como para reemplazarlo, y mejor sufrir unos partidos que echar a perder su historia.