Don Perico

Los deportes que no deberían ser parte de las Olimpiadas

Los Juegos Olímpicos nos maman. La razón es muy simple: es la justa deportiva que da un respiro de los deportes populares que vemos durante tooodo el año y podemos ver a otros atletas que nos hacen decir: ¡wow de wows!

Como ya sabemos, en Tokio 2020 (sí, 2020 por el pinche Covid-19 que nos robó un año), se sumaron cinco nuevos deportes olímpicos: surf, escalada deportiva, skateboarding, kárate y béisbol… ¿neta, béisbol?, ¿qué pedo con eso?

Tan sólo en las Ligas Mayores, cada temporada normalmente dura desde abril hasta septiembre, y cada equipo juega 162 partidos por temporada.

Ya sólo les falta meter el Americano

Y esa es nuestra queja, ¿por qué a huevo incluir en los Juegos Olímpicos a estos deportes tan populares que ya suficientes torneos tienen durante el año? como el futbol y el basquetbol; ya sólo les falta meter el Americano.

Pero eso no es lo peor, pues también el golf es un deporte olímpico, háganme el favor. La neta, ese ni debería llamarse deporte, sino pasatiempo (aunque se enoje Lorena Ocha). En ese caso, ya que incluyan de fijo el billar y el boliche.

¿Qué carajos es el tiro deportivo?

El tiro deportivo es otro de lo “deportes” que no deberían ser parte de las Olimpiadas. O sea, es disparar un arma de aire comprimido y atinar al blanco fijo o en movimiento. No decimos que sea fácil, pero así que digas que implica un esfuerzo físico, pues para nada.

Todavía el tiro con arco tiene su chiste, pues el puro arco pesa de a madres: 22 kilos para los hombres y 17 para las mujeres (yo también me quedé de a seis cuando lo descubrí).

Pues eso, hasta aquí el ‘hate’ con esos deportes, pero no se confundan, nos encanta el fut, el basquet, el beis y maso el golf, sólo que no deberían estar en las Olimpiadas