Lo que aprendimos del fin de semana deportivo

Se acaba el año, y así también se acabó la Liga MX y la Fórmula 1, pero las ligas de europea siguen dando pelea, al igual que la NFL que no descansa, y que de hecho, cada vez se pone más chingona, por eso, aquí te traemos lo que aprendimos del fin de semana deportivo.

LaLiga

Ya pasaron algunas semanas de la llegada de Xavi al banquillo catalán, y solo podemos decir que el Barcelona sigue jugando medio chato, casi como jugaba con Koeman, pues hasta el Elche les hace partido ahora, así que los tiempos del ‘Tiki-Taka’ aún se ven lejanos.

Del Madrid nos pudimos dar cuenta de que ‘hasta los dioses sangran’ y no porque hayan perdido, sino porque un día son espectaculares, y al otro juegan un partido bien culey contra el Cádiz, que hasta parecen el Barca.

Del Atleti insistiremos en que el tiempo del Cholo al frente de los colchoneros se está agotando, pues aunque tienen un plantel bien completo que envidiaría cualquier otro club de España, ellos siguen jugando a meter el camión atrás y esperar un chispazo al frente. Vergüenza.

Premier League

La Premier League nos dejó un fin de semana de enseñanzas, por ejemplo que el Manchester City es un pinche equipazo y que muy probablemente, si nada raro pasa, va a ganar la Liga caminando, pues tuvo un día de campo ante el Newcastle.

También aprendimos que el Liverpool, que podría ser la mayor competencia del City, también tiene problemas para marcar su superioridad en Inglaterra, pues es un equipo que en la Champions aplasta, pero en el torneo local se vuelve impredecible. Un volado.

Del Arsenal nos llevamos una grata lección, pues es un equipo que desde su trinchera se está rehaciendo, y va a cerrar con todo la temporada, para pelear por puestos de Champions y en una de esas por el segundo lugar de la Premier League.

NFL

Un fin de semana que se vio bien afectado por los casos de Covid, nos hizo aprender que los protocolos ante este virus, algunos jugadores se los pasan por los hu… y que esto provoca descontrol en la programación, pero también nos enseñó que nada, nada está escrito.

Tom Brady, por ejemplo, tuvo una noche para el olvido, no solo desde que está en los Buccaneers, sino que en toda su carrera no había tenido un juego tan maleta como ante los Saints, que lo pulverizaron y no le permitieron nada. Las sorpresas siempre se dan.

De los Cowboys tuvimos una ligera enseñanzas, que van a buscar con todo ser campeones de su conferencia, pero aún no vemos un equipo tan sólido como para ponerlos de candidato al Super Bowl.

De los Steelers podemos decir que una semana están vivos, y la siguiente no, así que ya no sabemos si realmente son un equipo al que le debamos dar la seriedad justa, para siguiera verlos contender en los playoffs.

Quien nos dejó una grata lección es Aaron Rodgers, que va que vuela para ser el MVP de la temporada, pues ha tenido semanas muy consistentes, y quizás se quiera despedir de los Packers con un título, pues está a nada de romperle el récord de pases de TD a Brett Favre.

Este penúltimo fin de semana del año 2021 nos deja solo una grata lección de que los deportes por fin volvieron a su estado normal, pero parito, cuídense del Covid, que no queremos que nos cierren los estadios.

Deja un comentario