Don Perico

Las diferencias casi imperceptibles entre Mbappé y Camavinga

Que alguien le explique al Real Madrid que no todos los franceses de piel oscura se llaman Kylian Mbappé. Porque seguro más de uno de sus fans se sacan de pedo al ver que Florentino le prometió a la estrella del PSG y en su lugar les entregó a Eduardo Camavinga.

Claro, los dos son jóvenes, los dos juegan en la liga francesa y uno es considerado ya una de estrella del futbol, y el otra una de las mayores promesas que tiene el deporte, pero la comparación termina ahí.

Primero que nada, Kylian Mbappé es delantero, y al Real Madrid le vendrían bien sus goles. Camavinga es medio defensivo, que dicho sea de paso también necesitan, porque a su centro del campo con Modric y Kroos ya se le ven las canas y, digan lo que digan, Casemiro no convence a nadie.

Además, Mbappé tiene 22 años, mientras que la joya del Rennes tiene solo 18. En cuanto a goles, “Donatello” ha metido 166 en 247 partidos a nivel de clubes, mientras que su compatriota lleva 6 en 100 juegos como profesional. Claro que, como dijimos, él no es delantero.

Pero, quizá, la diferencia que inclinó la balanza hacia Camavinga fue su costo. El Rennes pide 100 millones de euros, pero con el joven queriendo salir, seguro el precio puede bajar un par de melones.

Con el ariete del PSG no pasa lo mismo. Aunque quiere salir y le queda un año de contrato, los parisinos piden al menos 200 millones por él, y pueden darse el lujo de rechazar cualquier otra oferta, aunque lo vean irse sin dejar un peso el próximo verano.