Don Perico

Hamilton y Verstappen se van a terminar matando

Todo el mundo ha dicho que Lewis Hamilton y Max Verstappen se van a terminar matando un día, y ese día estuvo a punto de ser hoy, cuando se salieron de la pista del Gran Premio de Italia.

Ya de por sí las curvas de Monza no daban para dos carros, pero con ambos pegados y luchando por salir campeones era obvio que ninguno se iba a mover. El pedo estuvo en que el auto del belga se salió de control y terminó montado sobre el monoplaza de Mercedes.

  • Tom Brady recibió una ayudita en el arranque de la NFL

De hecho, Hamilton debe tener más vidas que un gato, porque lo único que evitó que se lesionara o que el auto de Red Bull le aplastara la cabeza fue el halo protector, que se rifó como los grandes y se mantuvo en su lugar.

El odio que se tienen la verdad es lo que vuelve tan entretenida a la Fórmula 1, pero algo tienen que hacer para evitar que se sigan encontrando. En Silverstone Hamilton chocó con Verstappen y lo mandó contra la barrera. Ahora volvieron a chocar y uno terminó encima del otro.

No es que nos guste predecir desastres, pero algo malo va a terminar pasando ahí y entonces la F1 va a salir con que no se esperaban que su rivalidad terminara en una tragedia.