Don Perico

De nada sirvieron las camas de cartón en Tokio 2020 para evitar el Covid

A seis días de la inauguración de los Juegos Olímpicos Tokio 2020 -los cuáles debieron cancelarse, pero el pinche dinero manda- ya llegó el jodido Covid-19 a la Villa Olímpica con un primer caso, y obvio que no será el único, pues el coronavirus se mete como la humedad.

Camas antisexo Tokio 2020 - De nada sirvieron las camas de cartón en Tokio 2020 para evitar el Covid
Camas antisexo en Tokio 2020. Foto: Especial

De nada sirvió que los japoneses se pusieran creativos y diseñaran camas de cartón individuales para que los atletas no tuvieran sexo durante su estancia -como si eso los fuera a detener- y así evitar el riesgo de contagio.

Pues resulta que un delegado olímpico extranjero dio positivo a la prueba de Covid en la Villa Olímpica, que es el lugar donde los atletas viven, se alimentan y entrenan durante su estancia, y sí, donde es más fácil que se contagien del mugre coronavirus.

La duda no era si se iban a presentar contagios de Covid en Tokio 2020, si no cuándo y cuántos, la primera pregunta ya se respondió antes de lo esperado y, la segunda la sabremos al término de la justa olímpica, si es que no se cancela antes. Hagan sus apuestas.

Tokio se merecía unos Juegos Olímpicos de ensueño, son una ciudad de primer mundo y con ciudadanos ejemplares, pero si los contagios se disparan serán más bien de pesadilla.

Y aunque los eventos serán a puerta cerrada y con estrictos controles sanitarios, el cochino virus presenta un gran repunte en Japón con la variante Delta. Más de mil contagios se registran a diario y menos de la tercera parte de la población ha recibido la primera vacuna contra el Covid. Los que tienen ya las dos dosis no suman ni el 20 por ciento.

Por eso debieron posponerse un año más, pero no, el cochino dinero volvió a ganar y que se jodan los atletas, las delegaciones y todos los empleados involucrados. 

Una cosa es segura, si seguimos jugándole al ‘canelas’ contra el Covid, vamos a perder.