Don Perico

¿Cómo ligar en el gym sin morir en el intento?

El gimnasio no solo existe para que te pongas mamadísimo o le digas adiós a la panza chelera. Claro, es su uso principal, pero tiene muchos otros, incluyendo el ser el lugar ideal para ligarte algunas de las morras más buenas del mundo. Si no las espantas en el proceso.

ligar en el gym 2 - ¿Cómo ligar en el gym sin morir en el intento?
Por sobre todas las cosas, evita parecer un acosador mientras ligas. Foto de The Talko

Pero aquí en Don Perico estamos para ayudarte, por lo que vamos a darte unos tips para poder llegarle a la chava de la que estás enamorado, sin quedar como un pervertido, un depravado o algo peor. No son consejos fuera de este mundo, pero te servirán para jugar tus cartas lo mejor posible.

Primero lo primero, no te pases de intenso. Debería ser obvio, pero no ves a la morra y vas sobre ella como perro de caza. Deja que te vea, acércate despacio, y, por lo que más quieras, no le sueltes un piropo de albañil.

Seguimos con lo básico, salúdala aunque sea de lejos, que se acostumbre a verte, sin forzar la conversación. No parezcas desesperado, aunque lo estés. Punto extra, no la toques si no es necesario. Es un gym, ambos están sudados, y no es agradable. Si no te gusta sentir el sudor de otro vato en un aparato, créelo que ella no quiere sentir el tuyo, no aún, y no así.

No la molestes a medio ejercicio, porque se puede lastimar, o te puede lastimar a ti. Deja que termine lo que hace y no la corrijas si no te pregunta. Quieres tirártela, no ser su entrenador.

  • Si ligar en el gym no es lo tuyo, siempre puedes distraerte en OnlyFans

Lo diremos una y mil veces, no te pases de intenso

Tampoco la hagas de Superman. En primera seguro ha visto a tipos más fuertes que tú; en segunda, si estás mamado lo puedes presumir sutilmente, y en tercera, si algo sale mal habrás hecho el ridículo para nada.

ligue chava gym - ¿Cómo ligar en el gym sin morir en el intento?
Llévatela leve, tu intención es solo que se fije en ti y te acepte una cita. Foto de Fit Day

Por último, no puedes lograrlo todo a la primera, ni se va a rendir a tus pies en el gym. El plan es solo sacarle el nombre, su número de teléfono, y convencerla de que no eres un mal tipo. Gánate la primera cita y ve trabajando de ahí.

Y, lo dijimos varias veces, pero una más no hace daño; no te pases de intenso. Si exageras puedes ponerla en vergüenza o incluso asustarla, y nunca más te va a hacer caso.